Buscador de Iglesias

Búsqueda personalizada

viernes, 23 de marzo de 2012

Los Orígenes de la Basílica Cristiana

Los cristianos necesitaban lugares de culto apropiados para celebrar las variadas ceremonias religiosas. Las comunidades cristianas, integradas por el obispo, los sacerdotes, los diáconos, y los diversos miembros bautizados, se reunían en sus inicios en lugares de culto como la casa santuario de Dura Europos.


La Basílica


A comienzos del siglo II, los cristianos ya disponían de salas de culto, llamadas algunas veces basílicas, término que, en el mundo romano, es lo mismo que decir grandes salas de reunión destinadas generalmente a actos judiciales y ubicadas en el marco de las plazas públicas de las ciudades.

El Palacio de Diocleciano

El edificio del Palacio de Diocleciano, en Split, revela cómo la arquitectura romana tardía mostraba una inclinación a la disposición de grandes espacios de recepción, como las salas absidiales de ciertas villas romanas.  El monumento fue edificado por encargo del emperador Diocleciano entre los siglos III y IV D. C.

Origenes de la Basilica Cristiana. Iglesias del mundo. Iglesias por el mundo.

Diocleciano mandó a construir este palacio para pasar sus últimos días luego de su abdicación en mayo del 305 AD. Hoy en día, el palacio se transformó en el corazón de la ciudad de Split y a su alrededor pueden ser encontrados todos los edificios y monumentos importantes de la ciudad.

El palacio se encuentra muy bien conservado y es reconocido como uno de los lugares arquitectónicos más bellos de la costa adriática de Croacia. En el año 1979 la Unesco declaró al conjunto histórico de Split, incluyendo el palacio de Diocleciano, como Patrimonio cultural de la Humanidad.

La Basílica destinada a tumba de San Pedro

Entre las basílicas constantinianas de Roma, se destaca la basílica destinada a tumba de San Pedro, que se encuentra situada a los pies de la colina Vaticana, en el lugar del circo de Calígula. 

La basílica fue construida entre los años 320 y 340, hoy desaparecida. Su planta era impresionante por sus dimensiones y por la majestuosidad del proyecto. Estaba precedida por un atrio, uno de cuyos lados servía de nártex a la basílica, el cuerpo estaba dividido en cinco naves, de las cuales la central doblaba en anchura a las laterales. 

Su elevación, con el muro de fachada y el arco triunfal, ofrecía la estructura y el aspecto tradicional de la basílica cristiana, con las naves laterales más bajas que la central.



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...