Buscador de Iglesias

Búsqueda personalizada

miércoles, 2 de septiembre de 2015

Basilica Santa Fe de Conques - Francia

Su aspecto exterior macizo vincula este edificio a los castillos medievales y explica por qué se ha llamado a las iglesias románicas fortalezas de dios. El impacto de la imponente fachada es reforzado por el altorrelieve del Tímpano de la fachada occidental, de piedra policromada. La figura principal de esta escultura es un Cristo en Majestad, como aparece descripto en el Apocalipsis del Evangelio según San Mateo. 


Santa Fe de Conques - Francia
Santa Fe de Conques - Francia



La imagen del buen pastor del arte paleocristiano ha sido sustituida por la del pantocrátor (el que todo lo gobierna), es decir, el Cristo juez que decide quién irá al cielo y quién al infierno en el juicio final. Su rol e importancia son destacados por la posición central, la escala jerárquica y sus atributos: el trono, el nimbo crucífero, la almendra estrellada que lo enmarca. Su mano derecha indica el cielo y la izquierda al infierno. 

La relación derecha-izquierda/bien-mal ha quedado incorporada en el lenguaje: del latín sinister derivó siniestro y de dexter  diestro, que significa hábil. 

Como se suponía que en el cielo las almas estarían libres de la carga del trabajo constante, la parte derecha se caracteriza por la estabilidad de las figuras, organizadas entorno a líneas verticales y horizontales. Algunos personajes representados en el cielo son: sobre Cristo los ángeles trompeteros llamando al Juicio final, a su derecha la Virgen María y San Pedro con las llaves del cielo, por debajo y más a nuestra izquierda Santa Fe orando bajo la mano de Dios, en una escena cuya composición se subordina a la arquitectura respondiendo a la denominada ley del marco. 

Santa Fe de Conques - Francia
Timpano de Santa Fe de Conques

En el infierno, más dinámico, abunda la violencia física: una gigantesca boca engulle a los condenados desnudos que son torturados por unos demonios cuyas posturas antinaturales también se adaptan a la arquitectura. 

El pecado de la ira es castigado por un demonio que absorbe el cerebro de un condenado; el de la soberbia por un demonio que baja del caballo a un caballero; el de la lujuria por un demonio que conduce a la mujer desnuda y su amante ante Satán, cuya figura frontal se destaca por la escala; el de la pereza por el propio Diablo, que pisotea a un hombre tumbado; el de la avaricia por un demonio que cuelga a un condenado con su propia bolsa; el de la envidia por otro que arranca la lengua del pecador; y el de la gula por dos demonios que cuelgan a un borracho de una roldana. Debajo de este último, un cazador furtivo es asado por un demonio con cabeza de liebre, en una inversión de la relación cazador-presa.


Santa Fe de Conques - Francia
Detalle del Timpano de Santa Fe de Conques

El tratamiento de un naturalismo atenuado y geometrizado, así como la rigidez de las posturas, refuerzan la solemnidad del conjunto y colaboran en la transmisión de este sermón de piedra cuya función didáctica es imponer la obediencia a dios. Para quienes saben leer, una frase sobre el dintel recuerda: Pecadores, si no cambiáis vuestras costumbres, sabed que sufriréis un juicio temible.

La iglesia presenta una planta en cruz latina con una capilla a cada lado del transepto y tres capillas radiales que surgen de la girola o deambulatorio, pasillo curvo que rodea al ábside y que permite al peregrino entrar por una nave lateral y  tomar contacto con las reliquias de las capillas sin perturbar el culto, para luego salir por la otra nave lateral. 

Las columnas de la girola presentan capiteles historiados, como el de Abram e Isaac, en el que las figuras de Abram y el ángel enmarcan la del pequeño Isaac, en una composición que tiene más en cuenta la forma del soporte que las proporciones de los personajes. 
Santa Fe de Conques - Francia
Planta de Santa Fe de Conques

El tratamiento sintético y la composición simétrica acentúan la claridad del mensaje: Abram, a punto de matar a su hijo por orden de Dios empuña el cuchillo con el que finalmente sacrificará al carnero que aparece a su derecha cuando el ángel, que protege a Isaac con su ala, le anuncie que Jehová ha cambiado de idea.

El peso de la cubierta de piedra de la nave central es soportado en el interior por los pilares, cuyas co-lumnillas adosadas se convierten en los arcos fajones que refuerzan la bóveda de medio cañón. En el exterior, el empuje de la bóveda de la nave central es contrarrestado por las bóvedas de cuarto de cañón de las galerías, las capillas del ábside y los contrafuertes.

Santa Fe de Conques - Francia
Capitel de la Basilica de Santa Fe de Conques

La nave central consta de tres pisos: la arquería principal, que la comunica con las naves laterales (cubiertas por bóvedas de arista), la galería, oscura porque corresponde en el exterior al tejado de la nave lateral, y la fila de ventanas que ilumina la nave central por diferencia de altura

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...